Tarta de chocolate

Comerse entera esta tarta de chocolate no puede ser sano, aunque los hay que seríamos capaces… Empalagosa hasta para mi, es una receta que encontré hace un tiempo y sale bastante buena. Pero es para verdaderos amantes del chocolate. Se trata de una base de pasta azucarada con un montón de chocolate por encima.

CategoríaTartasDificultadIntermedia

Tarta de chocolate

Cocción20 mins

Ingredientes:

Para la pasta azucarada
 125 gr. de harina
 1 huevo mediano
 80 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
 50 gr. de azúcar glas
 1 sobre de azúcar a la vainilla (o un poco de esencia de vainilla)
 10 gr. de almendras en polvo
 una pizca de sal
Para la cobertura de chocolate
 350 gr. de chocolate negro al 75%
 4 yemas de huevo
 250 ml. de nata líquida
 250 ml. de leche
 40 gr. de azúcar

Preparación:

Pasta azucarada
1

Esta receta tiene dos fases diferenciadas. En primer lugar, preparamos la pasta azucarada y la dejamos reposar en la nevera.

Primero, mezclamos en un bol con los dedos la mantequilla, el azúcar glas, la pizca de sal, el azúcar a la vainilla y las almendras en polvo.

2

Añadimos el huevo y mezclamos bien.

3

Tamizamos e incorporamos la harina, mezclando hasta obtener una pasta homogénea.

4

Dejamos reposar en la nevera sobre 1 hora.

Esa hora la podemos dedicar a limpiar lo que hemos manchado antes, y cuando lo consideremos oportuno, podemos hornear la masa.

5

Precalentamos el horno a 180º.

6

En un molde redondo de 24 cm. extendemos la pasta azucarada, igualándola bien.

7

Horneamos durante 20 minutos.

Cobertura de chocolate
8

Mientras horneamos, podemos ir preparando la cobertura de chocolate. Puede parecer un poco estresante, pero optimizamos el tiempo y evitamos que la mezcla cuaje mientras hacemos los pasos anteriores.

Primero, troceamos finamente el chocolate.

9

Hervimos en una cacerola la leche y la nata.

10

Mientras, batimos en una fuente las yemas y el azúcar.

11

Vertemos la mezcla de leche y nata hirviendo sobre las yemas y el azúcar, mezclamos, y volvemos a verterlo en la cacerola.

12

Lo cocemos todo sin que llegue a hervir, hasta que espese.

13

Sobre el chocolate que deberíamos tener reservado en un bol de tamaño suficiente (¿no lo mencioné? vaya, pues debería estar en un bol donde luego quepa toda la mezcla) vertemos la mezcla en tres tandas, removiendo hasta conseguir una emulsión.

14

En este punto ya deberíamos tener la base horneada y algo fría, y la cobertura lista. El último paso es verter la cobertura sobre la masa y dejar que cuaje. Una vez fría, podemos meter la tarta en la nevera.

Ingredientes

Para la pasta azucarada
 125 gr. de harina
 1 huevo mediano
 80 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
 50 gr. de azúcar glas
 1 sobre de azúcar a la vainilla (o un poco de esencia de vainilla)
 10 gr. de almendras en polvo
 una pizca de sal
Para la cobertura de chocolate
 350 gr. de chocolate negro al 75%
 4 yemas de huevo
 250 ml. de nata líquida
 250 ml. de leche
 40 gr. de azúcar

Preparación

Pasta azucarada
1

Esta receta tiene dos fases diferenciadas. En primer lugar, preparamos la pasta azucarada y la dejamos reposar en la nevera.

Primero, mezclamos en un bol con los dedos la mantequilla, el azúcar glas, la pizca de sal, el azúcar a la vainilla y las almendras en polvo.

2

Añadimos el huevo y mezclamos bien.

3

Tamizamos e incorporamos la harina, mezclando hasta obtener una pasta homogénea.

4

Dejamos reposar en la nevera sobre 1 hora.

Esa hora la podemos dedicar a limpiar lo que hemos manchado antes, y cuando lo consideremos oportuno, podemos hornear la masa.

5

Precalentamos el horno a 180º.

6

En un molde redondo de 24 cm. extendemos la pasta azucarada, igualándola bien.

7

Horneamos durante 20 minutos.

Cobertura de chocolate
8

Mientras horneamos, podemos ir preparando la cobertura de chocolate. Puede parecer un poco estresante, pero optimizamos el tiempo y evitamos que la mezcla cuaje mientras hacemos los pasos anteriores.

Primero, troceamos finamente el chocolate.

9

Hervimos en una cacerola la leche y la nata.

10

Mientras, batimos en una fuente las yemas y el azúcar.

11

Vertemos la mezcla de leche y nata hirviendo sobre las yemas y el azúcar, mezclamos, y volvemos a verterlo en la cacerola.

12

Lo cocemos todo sin que llegue a hervir, hasta que espese.

13

Sobre el chocolate que deberíamos tener reservado en un bol de tamaño suficiente (¿no lo mencioné? vaya, pues debería estar en un bol donde luego quepa toda la mezcla) vertemos la mezcla en tres tandas, removiendo hasta conseguir una emulsión.

14

En este punto ya deberíamos tener la base horneada y algo fría, y la cobertura lista. El último paso es verter la cobertura sobre la masa y dejar que cuaje. Una vez fría, podemos meter la tarta en la nevera.

Tarta de chocolate

Si vivís en un lugar remoto como el mío (y no es tan remoto como se podría creer…) quizás no encontréis vainilla. Juro que he buscado en 3 supermercados diferentes y no tenían, así que si va sin vainilla queda igual de buena.

Las 4 claras de huevo que sobran son un marrón, sobre todo porque quizás en este momento no queremos hacer merengue. ¿Solución? Pues congelarlas. Las descongelamos cuando las vayamos a usar sin problema. Con las yemas sería otro cantar, no se deberían congelar.

Hablando de sobras, las almendras son caras y puede que nos sobren. En mi caso, 75 gr. de un paquete de 85. En este caso recomiendo usarlas antes, pero he leído en foros que hay gente que las congela y quedan bastante bien.

Vota esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.