Panna cotta con coulis de mango

Oh, Italia! Puedo decir que mi cocina favorita es la Italiana, en general me gusta todo, me costaría decir cuál es mi plato preferido. Uno de los postres que podemos encontrar es la panna cotta, que en italiano significa “nata cocida”. Y esa precisamente es la base de la preparación de este postre, cocer la nata.

Suele acompañarse de algún coulis, por ejemplo uno de frutas rojas le queda genial, aunque en este caso haremos uno de mango, que también le va a encajar estupendamente. Pero… ¿qué es un coulis? Es una salsa francesa, concentrada, hecha a partir del puré de algún alimento pasado por un colador o un chino. Con esto ya podéis imaginar como haremos el de mango.

Con esta receta os saldrá para cuatro vasitos, si necesitáis más o menos se tratará simplemente de cambiar las proporciones.

CategoríaPastelesDificultadIntermedia

Panna cotta con coulis de mango

Ingredientes:

 500 ml. de nata líquida para montar
 Una cucharadita de extracto de vainilla
 40 gr. de azúcar
 2 y 1/2 hojas de gelatina
 Un mango maduro
 60 gr. de azúcar

Preparación:

1

Empezamos hidratando en agua fría las hojas de gelatina. Tendrán que estar en remojo unos 10 minutos más o menos.

2

En un cazo mezclamos la nata con los 40 gr. de azúcar y la vainilla, y cocemos a fuego medio durante unos 10 minutos sin que llegue a hervir.

3

Retiramos del fuego y añadimos la gelatina. Debemos escurrirla bien antes, podemos estrujarla sin miedo para que suelte toda el agua.

4

Removemos bien para que quede integrado y sin grumos.

5

Vertemos la mezcla en los vasitos y dejamos enfríar antes de pasarlos a la nevera para que termine de cuajar.

6

Podemos ir haciendo el coulis. Primero pelamos y troceamos el mango.

7

En un cazo ponemos el mango con los 60 gr. de azúcar. Podemos poner más o menos azúcar según lo dulce que nos guste.

8

Vamos cociéndolo y removiendo hasta que quede blando.

9

Retiramos del fuego y lo pasamos por la batidora, triturando hasta que quede un puré fino.

10

Lo pasamos por un colador y ese líquido que nos queda es el coulis. Lo dejamos enfriar.

11

Cuando el contenido de los vasitos haya cuajado, podemos verter por encima el coulis y los volvemos a meter en la nevera.

Ingredientes

 500 ml. de nata líquida para montar
 Una cucharadita de extracto de vainilla
 40 gr. de azúcar
 2 y 1/2 hojas de gelatina
 Un mango maduro
 60 gr. de azúcar

Preparación

1

Empezamos hidratando en agua fría las hojas de gelatina. Tendrán que estar en remojo unos 10 minutos más o menos.

2

En un cazo mezclamos la nata con los 40 gr. de azúcar y la vainilla, y cocemos a fuego medio durante unos 10 minutos sin que llegue a hervir.

3

Retiramos del fuego y añadimos la gelatina. Debemos escurrirla bien antes, podemos estrujarla sin miedo para que suelte toda el agua.

4

Removemos bien para que quede integrado y sin grumos.

5

Vertemos la mezcla en los vasitos y dejamos enfríar antes de pasarlos a la nevera para que termine de cuajar.

6

Podemos ir haciendo el coulis. Primero pelamos y troceamos el mango.

7

En un cazo ponemos el mango con los 60 gr. de azúcar. Podemos poner más o menos azúcar según lo dulce que nos guste.

8

Vamos cociéndolo y removiendo hasta que quede blando.

9

Retiramos del fuego y lo pasamos por la batidora, triturando hasta que quede un puré fino.

10

Lo pasamos por un colador y ese líquido que nos queda es el coulis. Lo dejamos enfriar.

11

Cuando el contenido de los vasitos haya cuajado, podemos verter por encima el coulis y los volvemos a meter en la nevera.

Panna cotta con coulis de mango

Como veis, es un postre sencillo de hacer y lleva poco tiempo. Sólo hay que tener cuidado con la gelatina; con las cantidades que os he dado os quedará una panna cotta cremosa. Pero si añadís más gelatina quedará algo parecido a una pelota de goma, y no queremos eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *