Bizcocho de queso crema y fresas

Menuda tanda de recetas con calabacín llevamos, ¿verdad? Creo que va siendo hora de un cambio, así que hoy os traigo… ¡fresas! Aunque ahora mismo no sea temporada, las podemos encontrar igual en nuestro supermercado o frutería de confianza. Con ellas vamos a hacer este bizcocho de queso crema y fresas, os aseguro que es una auténtica pasada.

Además de las fresas vais a encontrar entre los ingredientes el buttermilk. Pero…

¿Qué es el buttermilk?

En esta receta de bizcocho de queso crema y fresas vamos a introducir un ingrediente con el que no trabajé anteriormente, el buttermilk o suero de leche. Básicamente se trata del líquido que se obtiene cuando batimos la nata para transformarla en mantequilla. Ese líquido que nos queda es el buttermilk. Más adelante hablaremos en detalle de esta «bebida» y sus propiedades; por ahora nos quedaremos en que nos va a aportar jugosidad y sabor.

¿Y cómo conseguimos buttermilk? No es algo sencillo, al menos en España, pero afortunadamente es algo que podemos preparar en casa. Aquí podéis encontrar 5 sustitutos para el buttermilk, pero os contaré como lo he hecho yo.

Ponemos en un recipiente 250 ml. de leche desnatada y le añadimos una cucharada de zumo de limón, unos 15 ml. apróximadamente. Lo dejamos reposar a temperatura ambiente de 5 a 10 minutos, removemos y ya tenemos nuestro buttermilk casero. Según la cantidad que necesitemos podemos variar las proporciones.

Receta de bizcocho con queso crema y fresas

CategoríaBizcochosDificultadPrincipiante

Para esta receta de bizcocho de queso crema y fresas os recomiendo preparar primero el buttermilk para tenerlo listo para luego. No tiene una dificultad especial, únicamente hay que seguir las recomendaciones que os doy de no mezclar demasiado en los pasos finales. ¿Encendemos el horno?

Bizcocho de queso crema y fresas

Preparación25 minsCocción1 hrTotal1 hr 25 mins

Ingredientes:

 120 grs mantequilla a temperatura ambiente
 200 grs azúcar
 2 huevos
 115 grs queso crema
 125 ml buttermilk
 225 grs fresas troceadas
 1 tsp extracto de vainilla
 290 grs harina
 2 tsp levadura
 ½ tsp bicarbonato
 ½ tsp sal

Preparación:

1

Preparamos un molde para cake, alargado, engrasándolo y enharinándolo, y lo reservamos.
Precalentamos el horno a 180º.

2

Lavamos las fresas, las limpiamos y las cortamos en trocitos. Deben quedar unos 225 grs. ya limpias y troceadas. Las reservamos también hasta el final.

3

En un bol pequeño mezclamos los ingredientes secos: la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal. Reservamos.

4

En un bol ponemos la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar y el queso crema, mezclando hasta que quede suave y homogénea.
Añadimos los huevos uno a uno sin dejar de mezclar, y finalmente la vainilla.
Podemos hacerlo a mano o con una batidora eléctrica de varillas.

5

Incorporamos los ingredientes secos y mezclamos justo hasta que queden integramos.
Añadimos el buttermilk y, al igual que antes, removemos hasta que quede incorporado, pero sin mezclar en exceso.

6

Es el turno de las fresas, que deben quedar distribuidas uniformemente por la masa.

7

Vertemos la mezcla en el molde que teníamos preparado e introducimos en el horno a 180º durante unos 50 a 60 minutos.
Comprobamos pinchando con un palito que salga limpio, retiramos, dejamos enfriar en el molde unos 5 minutos antes de desmoldar y dejar que enfríe completamente en una rejilla.

Ingredientes

 120 grs mantequilla a temperatura ambiente
 200 grs azúcar
 2 huevos
 115 grs queso crema
 125 ml buttermilk
 225 grs fresas troceadas
 1 tsp extracto de vainilla
 290 grs harina
 2 tsp levadura
 ½ tsp bicarbonato
 ½ tsp sal

Preparación

1

Preparamos un molde para cake, alargado, engrasándolo y enharinándolo, y lo reservamos.
Precalentamos el horno a 180º.

2

Lavamos las fresas, las limpiamos y las cortamos en trocitos. Deben quedar unos 225 grs. ya limpias y troceadas. Las reservamos también hasta el final.

3

En un bol pequeño mezclamos los ingredientes secos: la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal. Reservamos.

4

En un bol ponemos la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar y el queso crema, mezclando hasta que quede suave y homogénea.
Añadimos los huevos uno a uno sin dejar de mezclar, y finalmente la vainilla.
Podemos hacerlo a mano o con una batidora eléctrica de varillas.

5

Incorporamos los ingredientes secos y mezclamos justo hasta que queden integramos.
Añadimos el buttermilk y, al igual que antes, removemos hasta que quede incorporado, pero sin mezclar en exceso.

6

Es el turno de las fresas, que deben quedar distribuidas uniformemente por la masa.

7

Vertemos la mezcla en el molde que teníamos preparado e introducimos en el horno a 180º durante unos 50 a 60 minutos.
Comprobamos pinchando con un palito que salga limpio, retiramos, dejamos enfriar en el molde unos 5 minutos antes de desmoldar y dejar que enfríe completamente en una rejilla.

Bizcocho de queso crema y fresas
Vota esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.